Final Fantasy III en Nintendo DS

Final Fantasy III, finalmente la única entrega de la saga que no tuvo una llegada oficial a Occidente lo hace, y de manera espectacular.

No nos encontramos ante una remake del juego para NES (la consola de 8 bits donde Final Fantasy III apareció allá por 1990, sino a una versión totalmente nueva, con gráficos tridimensionales, y aprovechando al máximo la capacidad de la consola portátil de Nintendo, la DS.

Las clases, o jobs, han sido rediseñadas para un balance general que haga menos difícil el juego, así como técnicas y equipos nuevos, novedades que harán que el juego tenga una vida mucho más larga que su antecesor en NES.

El cambio de clase ahora es penalizado con un período llamado “Transición  de Clase”, en el cual nuestros atributos se ven disminuidos en un rango que abarca desde 1 hasta 10 peleas. De esta manera habrá que aplicar mayor tiempo al desarrollo de tácticas y habilidades, y no simplemente cambiarlas por gusto ya que las peleas son complicadas y requieren a todo el equipo en óptimas condiciones.

Utilizando las capacidades de Wi-Fi de la consola podremos acceder a un sistema de “Mognet” (el correo de los Moogles que viéramos en Final Fantasy IX) y destrabar algunas misiones secundarias y conocer más acerca de la historia del juego mientras mandamos mails a otros jugadores y personajes del universo de Final Fantasy III.

La trama del juego gira en torno a los Cuatro Cristales de la luz, cuyo poder se esta agotando debido al mal uso que los humanos le dan y a fuerzas oscuras que planean conquistar el planeta viniendo desde el reino de la Oscuridad.

Final Fantasy III para Nintendo DS es la remake que todos los fanáticos de la serie esperaban. Además, fue el adelanto para utilizar el mismo motor gráfico en una nueva versión del clásico de SNES Final Fantasy IV, pero eso ya es otra historia.

Vía: Meristation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *