Tales of Symphonia

Namco Tales Studios se despachó, para Nintendo GameCube en 2003 y para Play Station 2 en 2004 en exclusiva para Japón, con una excelente precuela, que sucede muchos años antes que el Tales of Phantasia original, que narraba una historia bien armada y con un sistema de pelea adictivo y muy eficaz.

Fiel al estilo de action rpg que caracteriza a la saga Tales, podremos ver a nuestros enemigos en la pantalla y evadirlos para no entrar en peleas, o ir directamente al combate y destruirlos sin piedad.

El modo de batalla, que sucede en una pantalla diferente en la que nuestro personaje realiza determinadas acciones según nuestras ordenes y el resto del equipo es controlado por la IA, es como si estuvieramos jugando a un juego de pelea, con los personajes atacando o protegiéndose de acuerdo a los botones asignados para cada orden que escojamos.

Además de técnicas y magias, podremos utilizar ataques especiales llamados Overlimit. A medida que recibimos daño del enemigo y acumulamos puntos de tensión nuestro personaje entra en el estado Overlimit y puede realizar ataques más poderosos y técnicas exclusivas.

Las combinaciones de golpes también pueden activar un ataque especial, llamado Unison Attack, que varía de acuerdo al personaje que conecta el último golpe.

Con un apartado gráfico muy al estilo animé, una característica de la saga desde sus inicios, Tales of Symphonia consiguió una buena acogida por parte del público. Lejos de los rpg’s por turnos, al estilo Final Fantasy y Dragon Quest, la saga Tales ofrece mayor interactividad en las batallas y atención para sacar lo mejor de nuestros personajes en cada batalla.

Vía: Ultimagame

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *