Metal Gear 2: Solid Snake, antesala de un éxito de ventas

Metal Gear 2: Solid Snake, la secuela que derivó en el éxito de ventas de Play Station 1, Metal Gear Solid, su historia, su creación y sus innovaciones en el género.

La unión entre Hideo Kojima y Konami (que permitió la creación de juegos impresionantes como Policenauts y Snatcher, además de la saga Metal Gear) presentaba uno de los grandes hitos de 1990: Metal Gear 2: Solid Snake para la computadora hogareña MSX2.

Continuando la historia con un Solid Snake retirado de Fox Hound que se ve obligado a regresar a la acción a pedido del coronel Roy Campbell. Su misión será introducirse en la recientemente creada república de Zanzíbar y descubrir quién está detrás del secuestro de un prestigioso científico, Kio Marv.

Algunas de las armas y conflictos que se desarrollan en el juego asemejan a los de la primera versión, con una serie de habitaciones minadas, pisos electrificados a destruir con misiles teledirigidos y paredes que debemos golpear para saber si pueden o no ser destruidas, pero la verdad es que con un lavada de cara gráfico y sonoro, Metal Gear 2: Solid Snake se presenta como una brillante antesala a lo que sería el verdadero despegue de la saga unos años después: Metal Gear Solid.

La infiltración e investigación sigilosa de las habitaciones, encontrar la información sobre el paradero de Marv y las verdaderas intenciones del grupo terrorista, todo eso requiere tiempo y atención. En este nuevo título podremos causar sonidos para atraer la atención de los soldados enemigos, escurrirnos debajo de vehículos y algunas mesas, toda una serie de nuevos movimientos para la exploración de extensos escenarios de una fábrica militar.

Vía: Sangrefría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *