Impresiones de la demo de Final Fantasy XIII

Finalmente una demo de Final Fantasy XIII salió recientemente como adicional con la edición Blu-Ray de la película Final Fantasy Advent Children. La llegada a la nueva generación de consolas de la mítica saga de RPGs de Square Enix aún no esta completa, y la demo deja un sabor extraño debido a las limitaciones, pero los valores de producción hablan por sí solos, Final Fantasy XIII apunta a ser uno de los nuevos clásicos indiscutibles.

Desde el principio nos encontramos ante una obra de Square Enix, esto quiere decir que las escenas cinemáticas en CG son extensas y espectaculares, con efectos luminosos deslumbrantes y una ambientación y apartado sonoro y musical envolventes, que nos sitúan en un tren rodeado de figuras encapuchadas.

ffxiii_2

La demo nos muestra este expreso dirigido hacia la colonia de Pulse, con prisioneros de la zona conocida como Cocoon, y a nuestra hermosa protagonista, Lighting.

El modo de combate, pese a los cambios implementados en el Final Fantasy XII que agradaron a nuevos jugadores y disgustaron a los más tradicionales, vuelve a un sistema por menús, donde nuestras opciones se limitan a escoger las acciones que queremos realizar.

Los combates recuerdan al Chrono Cross, siendo que entramos a la pantalla de pelea tras chocar con los enemigos y ellos pueden descubrirnos y perseguirnos, el juego avisa con un signo de admiración que hemos sido vistos.

El menú de combate incluye tres “slots” (espacios) que a medida que se van llenando permiten añadir acciones, como magias y ataques, pero que aún no parece demasiado elaborado. Los desarrolladores prometen la posibilidad de encadenar acciones, pero la demo ha dejado más bien una sensación de ataques sueltos.

De todas maneras, y pese a la crudeza del primer acercamiento, Final Fantasy XIII demuestra un apartado gráfico impresionante y la Play Station 3 responde de manera más que adecuada al correr sin demoras los escenarios, cargar los personajes y ubicarnos en un mundo fantástico y de ciencia ficción repleto de misterios.

Vía: Vandal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *