La consola del futuro se libera del mando

¿Se acuerdan las épocas en las que memorizábamos las secuencias de teclas para conseguir fantásticos combos en los juegos de lucha? Pues parece que todo esto quedará en el pasado, ya que las compañías Sony, Microsoft y Nintendo parecen que tienen planeado desterrar los controles clásicos como los conocemos, con el fin de sustituirlos por consolas armada de sensores.

Estos nuevos mandos permitirán interactuar con la consola a través de la voz y los movimientos físicos que realicemos. Esta fuerte tendencia comenzó en realidad hace varios años atrás, en el 2006, cuando Nintendo lanzó su consola Wii, que llegaba con su innovador mando de movimiento sensible.

Si bien Microsoft y Sony en principio poco caso le hicieron a esta nueva forma de jugar, el éxito de la Nintendo Wii se impuso y poco a poco fue abarcando más mercado.

Por el momento, se ha dejado bien en claro que por ahora no habrá una nueva generación de consolas llegando, pero que sí que toda una novedosa camada de periféricos estará haciéndose presente. Así, recientemente Sony presentó en sociedad a su control Move, una especie de cono plástico que contiene botones y una característica bola luminiscente. Registrará movimiento y además cuenta con una cámara de detección de voz. Se lanzara el próximo 15 de Septiembre y tendrá un valor de unos 40 euros.

Kinect, de Microsoft, apuesta a suprimir todo tipo de mandos, y así éste dispositivo cuenta con micrófono, cámara y sensores 3D de movimiento; sólo habrá que moverse y hablar.

Vía: ElPais