Unreal Engine 3, no es suficiente para Bioshock: Infinite

Bioshock: Infinite, es el nuevo juego de la franquicia Bioshock de Irrational Games. Una nueva aventura que nos aleja de las profundidades de Rapture, para elevarnos a la misteriosa comunidad flotante de Columbia, un nuevo escenario para una aventura de acción que promete una experiencia de juego y técnica muy superior a lo visto hasta el momento.

Pero las noticias sobre Bioshock: Infinite, no se quedan allí, sino que recientes declaraciones del jefe del proyecto, Ken Levine, dejan en evidencia la magnitud del nuevo juego.

Unreal Engine 3 no era los suficientemente poderoso para alcanzar la complejidad gráfica y narrativa que necesitamos’ dijo al referirse al motor de Epic, que tan buenos resultados dio con los primeros dos Bioshock.

Según Levine, sus desarrolladores tuvieron que poner manos a la obra para retocar ciertos aspectos del motor que no los convencían y, dado el poderío de Unreal Engine 3, podemos esperar algo realmente sorprendente en materia de gráficos para el nuevo juego Bioshock.

Columbia es una ciudad flotante que iba a convertirse en uno de los ejemplos de la colaboración mundial, una suerte de feria voladora que visitaría los países de todo el mundo llamando a la paz y el trabajo conjunto, sin embargo la guerra civil ha llegado y ahora sus habitantes luchan unos contra otros para hacerse con las poderosas armas de destrucción masiva escondidas en la comunidad voladora.

Vía: 3djuegos