Resident Evil: Mercenaries 3D, análisis

Finalmente llegó el nuevo Resident Evil: Mercenaries 3D para Nintendo 3DS, una aventura de acción directa que se aleja del estilo survival horror y se apoya en el estilo de acción en tercera persona, de Resident Evil 4 y Resident Evil 5.

Desde los primeros anuncios, Mercenaries 3D se presenta como un juego de acción dividido en misiones, donde lo que más importa es el poder destructivo de nuestras armas, antes que el terror o el suspenso.

El título no es tan difícil como cabía esperar, pero el nuevo Resident Evil destaca por un apartado técnico sólido, que de todas formas pierde peso ante la ausencia total de una trama o profundidad dramática, en el desarrollo de la aventura.

En el nuevo Resident Evil, solamente escogemos un personaje y tenemos que atravesar distintas misiones, yendo de un lado a otro y disparando contra todo lo que se nos pone enfrente.

Para los fanáticos de la saga Resident Evil que extrañan los primeros juegos, esto será una gran decepción, aunque desde la presentación, era sabido que Mercenaries 3D apuntaba a un nuevo público, a aquellos que disfrutan la destrucción y la acción, por sobre los puzzles, la aventura y la exploración.

Resident Evil: Mercenaries 3D, tiene una ambientación correcta pero poco profunda, un sistema de juego directo pero repetitivo y un apartado gráfico que no llega al nivel esperado. En definitiva, es un título recomendable solo para fanáticos.

Vía: MeriStation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *