PSP v/s Nintendo DS. Porqué prefiero a Sony

Las comparativas entre consolas y videojuegos son, ante todo, subjetivas. Una puesta en común de elementos que permiten comparar ciertos aspectos de un título o una consola, para que el usuario se sienta mejor informado a la hora de elegir.

La consola Nintendo DS fue una revolución por su pantalla doble, tecnología táctil y gráficos 3D,  que aunque de inferior calidad respecto de PSP, sumergían a los amantes de Nintendo en aventuras típicas de plataformas y puzzles, los géneros y personajes clásicos de sus consolas de sobremesa ahora en pantalla doble y una gran variedad de funciones como pueden ser el control táctil, micrófono y la conexión con otras NDS.

Una de las principales ventajas, a nivel comercial, fue el apoyo de muchas compañías a la nueva consola de Nintendo, ya que la experiencia previa con Game Boy y Game Boy Advance, les daba seguridad. Además, el sistema de cartuchos para DS sigue demostrando las capacidades de Nintendo para combatir la piratería de forma efectiva.

La PSP, en cambio, es una de las consolas más pirateadas de la historia, pero su capacidad es ampliamente superior a la de Nintendo DS. Ofrece unos gráficos que fácilmente compiten con los de PS2, siendo que una frase muy común a poco de su lanzamiento fue ‘es como una PS2 portátil’.

Creo que a la hora de comparar ambas consolas, hay que mencionar los juegos, ya que la de Sony cuenta con títulos más serios y ‘hardcore,’ mientras que la política de Nintendo, también para su NDS, fue apuntar al público casual.

Lo cierto es que la portátil de Nintendo tuvo más llegada al mercado y contó con más juegos hardcore que su hermana mayor, Nintendo Wii, pero si tuviera que elegir, la PSP me ofrece títulos con más potencia de juego, además de otras posibilidades como emular PS1.

Vía: ninendovspsp