Peores juegos de la historia 2: Necronomicon: El Alba de las Tinieblas (PC, PSX)

Durante el reinado de la Play Station One el género de las aventuras gráficas no se encontraba en su mejor momento. Lejos habían quedado los años en los que salían diversos títulos de gran calidad para PC, plataforma que los vio crecer, madurar y desarrollarse.

Los deseos de convertir aventuras gráficas a juegos de consola han tenido resultados diversos, casi siempre nefastos, hasta la llega de la reciente generación (Xbox 360, PS3, Wii) pero en el camino han quedado algunos de los peores juegos de la historia, y hoy hablaremos de uno de ellos: Necronomicon: El Alba de las Tinieblas, (PC, PSX, 2001).

necronomicon2

La trama, inspirada en los clásicos del escritor de terror H. P. Lovecraft es muy interesante, e inclusive valdría la pena adquirir el juego para ver como son tratados los diferentes temas de sus obras en un título de exploración y resolución de puzzles, ¿pero que convierte a El Alba de las Tinieblas en un título horrible?

Su apartado gráfico, los controles y la jugabilidad, todo aquello que debemos cuidar al desarrollar un videojuego. Las dimensiones de los escenarios, la forma en que se articulan con los personajes, todo lo referido a los gráficos del título es verdaderamente penoso. Ni siquiera estamos ante imágenes prerenderizadas, sino que la versión de PSX nos muestra fotos estáticas, sin profundidad y olvidemos el factor interactivo.

La historia de Necronomicon: El Alba de las Tinieblas, es atrapante. Si el juego fuese inclusive un poco cuidado en lo técnico valdría la pena jugarlo y hacer una reseña, pero verdaderamente, no hay que ilusionar a los jugadores. El juego es malo y no vale la pena, por eso entra en nuestra flamante categoría de “peores juegos de la historia”.

Vía: Taringa

  • guillermo

    vo
    puede que tenga malos graficos pero esta basado en un libro y esta re bueno
    si a vos no te gusta es tu problema

  • Esteban

    Los graficos pueden ser malos pero a nosotros q nos gusta disfrutar la vieja escuela, los pocos graficos y la intensidad de la historia hacen un juego exelente, basado en una historia muy buena, los graficos son lo de menos cuando puedes vivir la aventura y ha de ser una reliquia pues es de los juegos pioneros