Ninja Gaiden 3, Ryu Hayabusa y un nuevo desafío

Ryu regresa en Ninja Gaiden 3, la tercera obra de la nueva trilogía de Tecmo Koei donde se conjugan acción, golpes espectaculares y fuerzas místicas, todo adornado con un apartado visual increíble y toda la velocidad y la sangre de un título que nació en el calor de la guerra de consolas.

El juego entro al mercado el pasado 23 de marzo y desde entonces ha sabido cumplir con su rol como uno de los juegos más esperados de 2012. Una nueva entrega donde Ryu Hayabusa debe enfrentarse a fuerzas oscuras para demostrar su calidad de ninja y defender a los sobrevivientes de su clan.

El nuevo enemigo en Ninja Gaiden 3 es el Regente de la Máscara, un ser siniestro con poderes mágicos que lanza amenazas y ataques terroristas mientras amasa un gran poder bélico, para enfrentarse a las principales potencias del mundo. Pero allí es donde entra Ryu, nuestro héroe que ha estado luchando contra el mal desde sus primeras entregas en NES.

Un virus que modifica nuestro avance

A poco de empezar nuestra aventura, Ryu se ve afectado por un extraño virus que causa mutaciones y va cambiando drásticamente las habilidades, debilidades y alcance de los ataques y conductas de Ryu.

Un agregado jugable bastante interesante, que se traduce en una de las mecáncias de juego más variadas entre los nuevos juegos de 2012, y más en la saga misma que hasta hoy se había dedicado solamente al beat’em up puro y duro, con combos y golpes especiales fijos.

La trama y el desarrollo de la personalidad de Ryu intentan ser más expresivos en Ninja Gaiden 3, pero el resultado final no es del todo correcto, reduciendo la historia a un compendio de situaciones moralistas que bien podrían haber salido de una película de la tarde.

Así y todo, la experiencia de Ninja Gaiden 3 es muy divertida y ofrece peleas espectaculares, decenas de enemigos y un ritmo vertiginoso que no se detiene en ningún momento.

Vía: 3DJuegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *