Metal Gear Solid

La saga Metal Gear es una de las más reconocidas por su importancia para el género de las aventuras de acción y espionaje. Bajo la dirección del reconocido Hideo Kojima, Metal Gear lleva más de 20 años en la industria con sus diferentes entregas y hoy hablaremos de una de ellas.

Si bien no es la primera, ya que existen dos juegos anteriores que vieron la luz en la computadora personal MSX2, Metal Gear Solid es responsable del salto de popularidad que Solid Snake hizo a nuestras pantallas.

En el juego se hace un breve resumen, en forma de “documentos” que pueden ser vistos desde el menú principal, de los sucesos acontecidos en los dos juegos anteriores: Metal Gear (MSX2, 1987) y Metal Gear 2: Solid Snake (MSX, 1990).

Algunos de los personajes vuelven a aparecer en esta entrega para Play Station One, y terminan de convertirse en los más recordados por todo aquel que haya apreciado esta extensa y polémica saga.

En Metal Gear Solid tomamos el papel del agente secreto Solid Snake. Su misión es infiltrarse en una isla donde un grupo de soldados genéticamente alterados, miembros de su antigua unidad, el comando Fox Hound, han tomado por rehenes a los científicos y amenazan con lanzar un ataque nuclear si no se responde a sus demandas: los datos genéticos de un héroe de guerra llamado Big Boss (el mismo que apareciera en las dos primeras entregas).

Detrás de esta amenaza esta un soldado cuyo nombre en código es igual al de Solid, Liquid Snake. Y su misión, infiltrarse y detenerlo, se irá volviendo cada vez más personal a medida que otros personajes, como Meryl y Otacon, se ven involucrados en la lucha.

Espionaje, sigilo y acción en grandes cantidades. La tercer entrega de la saga Metal Gear nos deslumbro en 1998 con gráficos en tres dimensiones, diálogos muy bien traducidos y una trama de conspiración y ciencia ficción que nos permitía ser parte de una película de espías de gran presupuesto. Todo un logro para Konami y el equipo del genial Hideo Kojima.

Vía: MetalGearSystem

  • david

    este juego es de los mejores de todos los tiempos esta muy entretenido felicidades