Ikaruga, naves espaciales en Xbox 360

Ikaruga, un clásico del género de los matamarcianos que fuera programado por Treasure para la Sega Dreamcast, llega a Xbox 360 gracias al sistema de descarga Xbox Live Arcade, y el resultado es aún mejor que sus anteriores conversiones.

Primero que nada hay que resaltar un agregado que hace que la experiencia de Ikaruga se sienta aún más fresca, y es el cooperativo en línea que funciona a las mil maravillas en la consola de Microsoft.

ikaruga-2

Además, Ikaruga ha sido pulido en algunos aspectos gráficos y finalmente llega a Occidente con una adaptación correcta, debido a que su paso por Game Cube tuvo bastantes altibajos en materia gráfica que mermaban la experiencia de este shoot ‘m up (dispárale a todos).

Pero Ikaruga no es simplemente un shooter vertical, sino que tenemos una mecánica que hace a la jugabilidad del título y que es quizás el principal factor de diversión: la inversión de colores.

Tenemos dos colores, blanco y negro. Con un botón nuestra nave alternará y con ella sus balas. Cada una de las naves oponentes también tiene un color distintivo, y es el opuesto el que más daño le causa. Por lo tanto, Ikaruga nos obliga a cambiar constantemente de color, a esquivar balas, recibir impactos, con una precisión quirúrgica propia de los clásicos de arcade de antaño.

Es en esta dinámica frenética donde encontramos el factor sorpresa de Ikaruga, imperdible gracias a un precio accesible por medio del Xbox Live Arcade.

Vía: Wikipedia