Gratis: Kid Dracula y Super Castlevania IV

El salto de los 8 a los 16 bits, significó una gran ventaja para el planteamiento 2D con acción y plataformas de la saga Castlevania. La primera entrega para Super Nintendo supondría uno de los grandes éxitos de Konami en consolas, y además la saga empezaba a bifurcarse con spin-offs de tono cómico, parodias y otros elementos que ayudarían a expandir su fama.

Super Castlevania IV, lanzado a fines de 1991 para SNES y en 2006 para la Consola Virtual de Wii, es una suerte de remake del primer Castlevania, pero con mejoras a nivel audiovisual y jugable.

Once nuevas pantallas, con cinco que inclusive nos llevaban fuera del castillo y algunas novedades en el control, sirvieron para que esta cuarta entrega se transformará en una de las mejor recibidas por el público y la prensa.

Ahora Simon Belmont podía golpear en ocho direcciones diferente con su látigo, aferrarse a distintas salientes para balancearse o girar velozmente el látigo por sobre su cabeza para esquivar proyectiles o atacar rápido, pero quitando menos energía.

Nuevamente nos enfrentamos contra una gran variedad de monstruos inspirados en la mitología y las películas del cine de horror. Super Castlevania IV funciona a la perfección en ZSNES, y la versión de Consola Virtual tiene muy buena relación calidad precio.

Jugar

Kid Dracula es un spin off de la serie principal, en tono cómico y disponible para la consola Game Boy y emuladores. La historia nos cuenta que el príncipe demonio, Kid Dracula, despierta de un largo sueño para descubrir que la criatura llamada Garamoth (una suerte de dinosaurio), lo ha desafiado.

A partir de ese momento comienza un simpático viaje enmarcado en el género de plataformas, donde tendremos que atravesar varias pantallas hasta llegar al enfrentamiento final con Garamoth.

La relación con Castlevania, además del título en japonés (Akumajö Dracula), incluye la aparición de la criatura Galamoth como jefe intermedio en Castlevania: Symphony of the Night.

Descargar

Vía: Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *