Final Fantasy XII: Revenant Wings

Final Fantasy XII: Revenant Wings retoma algunos personajes y el escenario de Ivalice para narrar una aventura totalmente original y con un sistema de juego alejado del RPG en tiempo casi real que instauró Final Fantasy XII, para acercarse a las premisas del RPG táctico al mejor estilo Fire Emblem o Final Fantasy Tactics.

La consola portátil Nintendo DS recibe la primera encarnación de una serie titulada, por los productores de Square Enix, como Alianza de Ivalice (integrada actualmente por Final Fantasy Tactics: War of the Lions, PSP, Final Fantasy Tactics A2: Grimoire of the Rift, DS y Final Fantasy XII International Zodiac Job System). Publicado en conjunto con la empresa Think & Feel, salio a la venta en Noviembre de 2007 y tuvo bastante éxito.

El gameplay del juego tiene algunas similitudes con el Final Fantasy Tactics. Comenzamos utilizando como base una aeronave desde la cual podremos ver las estadísticas de nuestro equipo, escoger la misión a desarrollar y ver el estado de otras misiones y tareas a completar. Además podremos crear ítems y armamentos en el negocio de Sintetizadores (algo que podíamos hacer en Final Fantasy IX mediante la combinación de ciertos objetos) y tenemos la posibilidad de viajar entre las cuatro islas de los Lemurés.

En batalla podremos movilizar a nuestras tropas mediante su selección con el stylus, y debemos poner especial atención en sus objetivos, gambitos (acciones que realizan dadas determinadas circunstancias) y objetivos. Las diferencias entre las tropas están dadas por su estilo de pelea; tenemos unidades de combate cuerpo a cuerpo, otras que utilizan armas para atacar a distancia y las tropas voladoras. El sistema de ventajas y debilidades es al mejor estilo Piedra, Papel, Tijera donde los atacantes cuerpo a cuerpo derrotan a los de distancia, los de distancia a los que vuelan y los que vuelan a aquellos que pelean cuerpo a cuerpo. ¿Se entendió? Je.

Otro cambio importante se da en el ámbito de las invocaciones, un clásico de la saga, que en esta oportunidad tendrán mucha mayor importancia. Desde un número mucho mayor que en cualquier otra entrega, hasta un sistema de posicionamiento y requisitos para poder invocar a las diversas criaturas, seleccionando hasta cinco antes de la batalla para tener listas a invocar en las determinadas “Puertas” en las cuales surgen.

La historia del juego gira alrededor de una raza mitológica conocida como los Aegyl y la amenaza que supone el uso excesivo de Auracite (un mineral precioso que sustenta la vida y las islas flotantes de Lemurés).

Vía: 3Djuegos