Dragon Age: Origins, lo nuevo de Bioware

La desarrolladora Bioware vuelve a crear un sofisticado mundo medieval y fantástico, escenario idóneo para un rol de acción que busca retomar el éxito de antiguas joyas de la compañía, como Baldur’s Gate.

Alejados de las restricciones que suponía el universo y las reglas de Dungeons and Dragons, el nuevo Dragon Age: Origins, esperado título multiplataforma que estará disponible en PC, PS3 y Xbox 360, no se tratará solamente de retomar las mecánicas básicas, sino que aprovechando el paso del tiempo atributos como la moral y el pasado de nuestro personaje tendrán mucho que ver en el desenlace de la aventura.

dragon-age-origins

El más claro ejemplo está dado por nuestras acciones, si nos dedicamos a matar sin razón, puede que algunos guardias o personajes no nos dejen entrar a determinados lugares sin pelear, pero un solo ejemplo no bastaría para ilustrar todo lo que Dragon Age: Origins apunta a ofrecer.

Uno de los puntos más interesantes de esta nueva apuesta de Bioware es la manera en que los usuarios podrán modificar los parámetros de cada partida, creando contenido que luego podrán compartir en la comunidad, un factor que esta ganando mayor popularidad ahora que las consolas pueden conectarse en red, algo que antes solo podían hacer las computadoras.

De esta manera, y volviendo a las raíces del rol de acción y fantasía medieval, Bioware vuelve a emocionar sus fanáticos con una nueva franquicia.

Vía: Dragonage