Dragon Age: Origins, BioWare y el RPG de acción

El grupo BioWare (Star Wars: Knights of the Old Republic, Jade Empire) llega a las consolas de nueva generación con un título que deja el espacio sideral y la ciencia ficción para abocarse a las premisas del género fantástico, Dragon Age: Origins.

Con un nuevo motor gráfico llamado Eclipse, BioWare nos trae una aventura en la cual los dilemas morales, típicos de sus juegos de rol, no estarán ausentes pero en esta oportunidad se utilizan diferentes razas, cuyos “orígenes” son narrados en cada una de las historias que presenta el juego.

dragon_age_demo_gc

El modo de combate es una mezcla de peleas en tiempo real y estrategia con pausas, para escoger determinadas acciones, algo parecido a lo visto en títulos como Baldur´s Gate I y II.

En cuanto a los puntos de vista, oscilan entre uno isométrico y una perspectiva en tercera persona por sobre el hombro, bastante común en los juegos de acción más recientes. Dado que la exploración es un componente importante de Dragon Age, la idea de poder vislumbrar los recovecos escondidos del terreno se ve acentuada con estos dos estilos visuales.

Una historia que bebe mucho de los clásicos como Dungeons and Dragons, con el buen hacer de una prestigiosa desarrolladora y con un apartado gráfico espectacular, Dragon Age: Origins apunta alto y estará disponible tanto en Play Station 3, como Xbox 360 y PC.

Vía: Guiamania