Análisis: The Legend of Zelda: Skyward Sword para Wii

Finalmente las aventuras de Link regresaron a la consola mayor de Nintendo. La Nintendo Wii está dando sus últimas batallas antes de que entre en el mercado su sucesora, la Wii U, y uno de los héroes más famosos de la compañía viene a dar un cierre ejemplar con una de las mejores jugabilidades del Wii Moto y Nunchaku.

La decimosexta es la vencida

La principal novedad de esta nueva aventura de Link es el sistema de control utilizado por un lado el periférico WiiMotion Plus que aumenta el grado de sensibilidad a los movimientos del usuario, mientras que el Wii Remoto mejora el sistema de puntería para tener mayor control en la batalla.

A diferencia de las entregas anteriores, donde el mundo tenía una diferencia marcada entre los calabozos y las zonas de exploración cotidiana, en The Legend of Zelda: Skyward Sword todo está más conectado, haciendo que el tránsito por las ciudades y calabozos sea más fluido.

Modificaciones en la batalla

Otro elemento importante en la actualización del sistema de pelea es la localización de los objetivos. No es lo mismo golpear de costado o de espalda a un objetivo, e inclusive habrá monstruos y jefes finales con puntos débiles específicos, así que habrá que prestar mucha atención para conseguir salir victorioso en los increíbles combates de Skyward Sword.

Los objetos que equipa nuestro héroe también han sido modificados, pudiendo mejorar el rendimiento y las características del escudo, la espada y otros objetos recolectando piezas de los enemigos derrotados.

La historia anterior a Ocarina del Tiempo

En la cronología de la serie, esta decimosexta entrega de Zelda nos sitúa antes de los eventos de la Ocarina del Tiempo. Exploraremos más sobre los orígenes de la Master Sword así como de Ganondorf, el enemigo principal de la franquicia.

Skyloft es la tierra de islas flotantes ubicada por sobre el cielo de Hyrule, allí ascendió la diosa Hylia junto con la Trifuerza que le fuera encomendada por Din, Farore y Nayru. Pero ahora que el mal está volviendo a surgir desde las profundidades de Hyrule, Link tendrá que encontrar la Master Sword y enfrentarse con toda clase de demonios para salvar a su amiga Zelda, que a su vez tiene una estrecha relación con la Trifuerza y el demonio del pasado, Demise.

Vía: GameSpot