Análisis: Saints Row The Third

La tercera entrega de la saga de acción en mundo abierto de Volition y THQ Saints Row logra despegarse aún más de GTA y así obtiene su identidad propia y un número de seguidores incondicionales que disfrutan a fondo con su historia de bandas, crímenes y corrupción, con un toque más violento y novedades desde el apartado jugable.

Un nuevo comienzo para la banda

Después de que los miembros de The Saints (Los Santos) sean encarcelados, la ciudad de Steelport cae en manos de un nuevo grupo criminal conocido como El Sindicato, y la principal misión a lo largo de la aventura será descubrir quién está detrás del encarcelamiento y la caída en desgracia de nuestra banda.

Guerras que incluyen no solo al Sindicato sino también a Los Luchadores y otras bandas menores que intentan manejar los negocios turbios de Steelport, robos, asesinatos y mucha diversión alrededor de la ciudad mientras corremos carreras ilegales, compramos armas y luchamos contra las fuerzas del orden y las demás bandas que intentan robarnos nuestra porción de la ciudad.

Sistema de misiones

Al igual que en GTA, la estructura de Saints Row está divida en misiones principales y secundarias. Las primeras siguen la historia y nos presentan personajes y situaciones puntuales, mientras que las secundarias sirven para explorar mecánicas de juego específicas, que van desde tiroteos hasta robos en bases de enemigos o guerras abiertas para retomar el control de alguna zona de la ciudad.

A medida que cumplimos misiones ganamos puntos de respeto en relación a la apreciación que las otras bandas tienen de nuestro equipo, estos puntos se pueden canjear por habilidades y utilizar en el desarrollo de las características de nuestro personaje como si se tratarán de puntos de experiencia.

Elecciones y finales alternativos

Saints Row: The Third tiene dos versiones de final diferentes y además algunas misiones nos invitan a tomar decisiones que pueden afectar tanto nuestros puntos de respeto como el desenlace final de la aventura.

Como un clon de GTA; estamos ante un juego de acción muy violento y repleto de acciones para realizar mientras recorremos el amplio mapeado, y la recompensa es convertirnos en los criminales más temidos del lugar.

Vía: Gamespot