Análisis Resident Evil 5

Resident Evil 5 llega a Play Station 3 y Xbox 360 para dar cierre a un arco argumental, el mismísimo Jun Takeuchi ha dicho que a partir de Resident Evil 6 el planteamiento será desarrollado desde 0, y se convierte en un título repleto de guiños a la saga, además de servir como desenlace de todos los misterios que se han venido acumulando.

Uno de los aspectos fundamentales de esta quinta entrega es el argumento, una trama que ha venido extendiendo su universo desde la primera entrega y que finalmente llega a un desenlace inevitable, emotivo, cargado de sensaciones encontradas, pero inevitable. Esto puede transformarse en una mala pasada para los novatos, ya que muchas cuestiones que se zanjan en esta entrega están íntimamente relacionadas con eventos anteriores de la serie.

621x600timeinres_evilopen

A nivel jugable, Resident Evil 5 mantiene el mismo sistema de juego del cuarto título, por lo cuál vemos un vuelco de la gente de CAPCOM hacia la acción, olvidando los aspectos tradicionales del survival horror que hizo tan popular a la serie, pero es en esta evolución donde encontramos una de las cuestiones más interesantes de Resident Evil 5: las escenas de persecución, de asedio de hordas de zombies, están llenas de intensidad y de una sensación de prisa que nos envuelven en la historia, no habrá tantos sustos y sorpresas, pero esta quinta entrega es un final que nos muestra hasta donde ha llegado a posicionarse la franquicia, pese a que los detractores del Resident Evil 4 también se dedicarán a defenestrar este nuevo juego.

Con cinemáticas que muestran grandes valores de producción, un menú de navegación en tiempo real y varios Quick Time Events, Resident Evil 5 nos ofrece un apartado gráfico de gran calidad, acción desenfrenada, un argumento lleno de giros inesperados y narrado a través de escenas creadas con el motor del juego, y muy cuidadas, para un cierre de oro para Resident Evil.

Vía: 3Djuegos