Análisis PS3: Heavy Rain, el asesino del origami

Heavy Rain es uno de los juegos exclusivos de PS3 donde los desarrolladores de Quantic Dream han conseguido combinar terror y narrativa de manera excelente, creando un título que se puede calificar perfectamente como cinematográfico.

Un asesino serial (con el atrapante seudónimo de “asesino del origami”), una trama que bebe de los thriller al mejor estilo “El silencio de los inocentes” o “Zodíaco”, y un motor gráfico diseñado especialmente para captar las reacciones humanas y el dramatismo de una aventura que nos llevará a explorar lo más profundo de la mente humana, son los rasgos que definen a una experiencia de juego realmente diferente: Heavy Rain no es para todos, algunos lo odiarán. Pero es una apuesta más que interesante.

Los ambientes son oscuros y opresivos, al igual que la actitud de muchos de los personajes, y el misterio del asesino del origami (que mata niños y luego los hace aparecer con una figura de origami y una orquídea) se va haciendo palpable mientras buscamos a Shaun Mars (muy posiblemente la próxima víctima).

Combinando elementos de aventura gráfica, aventura y acción, Heavy Rain es una apuesta diferente en PS3, un juego con gran carga argumental y con un apartado gráfico excelente, aunque con algunos problemas a nivel técnico. A los que disfruten de juegos tipo Silent Hill, con tramas de gran incidencia psicológica y suspenso, pero de nueva generación. Muy recomendable.

Vía: Meristation