Análisis Persona 2, 2 juegos en PSX

Al analizar por separado los dos títulos que componen Persona 2 (Innocent Sin y Eternal Punishment) no podemos dejar de notar que la esencia del rol implementada por Atlus se mantiene de forma pareja en ambos títulos de PSX.

Haciendo mucho énfasis en la exploración de escenarios y en la interacción con los monstruos, la saga Persona nos permite, y a medida que vamos aprendiendo los beneficios hasta se podría decir que nos invita, a interactuar con los oponentes.

Persona2

Esta búsqueda de resoluciones pacíficas es una constante en la saga, y se ha implementado a la perfección en el universo de Persona 2.

La ciudad de Sumaru está envuelto en misterio y los dos personajes principales (Tatsuya Suou en Innocent Sin y Maya Amano en Eternal Punishment) recibirán la ayuda del enigmático Philemon para luego dedicarse a investigar los extraños sucesos de la secundaria de las Siete Hermanas.

En las dos encarnaciones de Persona 2, ligadas entre sí de maneras muy sutiles ya que suceden en “realidades alternativas”, podremos ver el regreso de algunos personajes del primer título, además de ir resolviendo varios cabos sueltos que al final terminan explicando el porqué de una realidad paralela para contar a historia.

El combate y el sistema de Personas y contacto con monstruos fue mejorado a relación del primer juego, y las opciones para tratar con las diferentes criaturas ahora son más intuitivas y efectivas, un rasgo indispensable en un título donde la fuerza bruta no es la única ni la más recomendable solución.

Vía: Wikipedia