Análisis de clásicos: Final Fantasy VIII

La saga de rol Final Fantasy es una de las más exitosas de los videojuegos actuales. Inclusive aquellos que no soportan el género de rol, deben haber escuchado acerca de la saga, ya que es la poseedora de algunos de los videos más impresionantes de la industria.

Pero antes de que la nueva generación consiguiera el potencial gráfico de hoy, existieron juegos que llevaron al límite las capacidades de las viejas consolas y ofrecieron verdaderas joyas que perduran por diferentes motivos.

5

Final Fantasy VIII (PSX, 1999) es una referencia clara a lo que estábamos remarcando. Después del éxito de la séptima entrega, Squaresoft debía superarse a sí misma y ofrecer una experiencia de juego realmente superior, y a nivel gráfico vaya que lo hicieron.

Las escenas en CGI (Computer Generated Images) son realmente sorprendentes, un mero aviso de lo que vendría en años posteriores (FF VII: Advent Children, FF X), los personajes realmente eran fieles a los diseños en papel, estilizados, con cuerpos proporcionados y toda una serie de detalles en los fondos prerenderizados que convertían al título en un verdadero festín para los ojos.

squallseiferbattle

Muchos seguidores dicen que la historia de FF VIII es enrevesada, que no está armada a la altura de la entrega anterior, pero así y todo hay que reconocer que a nivel técnico es el más superior de los títulos de Final Fantasy en la Play Station de 32 bits.

Vía: FFOnline